domingo, 28 de marzo de 2010

LA ARGENTINA E ITALIA SE UNEN PARA LUCHAR CONTRA LOS DELITOS TRIBUTARIOS INTERNACIONALES

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) recibió a la cúpula de la Guardia de Finanza italiana para intercambiar experiencias en su lucha contra el lavado de dinero, el contrabando y la utilización de los paraísos fiscales.

Durante el encuentro, el subdirector de Fiscalización de la AFIP, Horacio Curien, realizó una presentación donde se destacaban las similitudes y las diferencias entre ambos organismos de control. A partir de ese informe, los altos funcionarios de la Guarda de Finanza italiana se interesaron tanto en las técnicas utilizadas por la AFIP para luchar contra la evasión y el contrabando, como por la cantidad de acuerdos de intercambio de información con Paraísos Fiscales que celebró el Gobierno Nacional.

Además, los altos funcionarios europeos recorrieron las instalaciones del organismo recaudador y visitaron la Sala Cofre del Centro de Cómputos de la AFIP. La delegación italiana estaba integrada por 20 funcionarios entre los que destacaban el General C.A. y Comandante Nacional de los Institutos de Capacitación, Ugo Marchetti; el General C.A. y Comandante de la Escuela de Policía Tributaria, Saverio Capolupo y el agregado de la Guardia De Finanza en la embajada italiana, Fabio Contini.

Sobre el cierre del encuentro, el General Marchetti consideró como un “privilegio” haber conocido las instalaciones de la AFIP y resaltó las “grandes similitudes” que tienen ambos organismos en su lucha contra la evasión. “Estas reuniones hacen que nos podamos sentir más cerca entre los países. Para nosotros la Argentina es parte de Italia, ojalá que ustedes puedan sentir lo mismo”, finalizó.

La Guardia de Finanza es un cuerpo de policía fiscal encargado de las investigaciones sobre el contrabando, el tráfico internacional de droga, la criminalidad financiera, el reciclaje del dinero negro (blanqueo de capitales/lavado de activo), la evasión impositiva, los controles aduaneros, la inmigración clandestina, la falsificación de dinero, las operaciones anti-mafia, la financiación del terrorismo internacional y la criminalidad informática.