martes, 4 de mayo de 2010

Habrá más plazo para pagar el Monotributo


La AFIP extendió del 7 al 20 de cada mes el plazo para pagar la cuota del Monotributo. La medida no incluye la cuota de jubilación y salud del personal doméstico, cuyo vencimiento se mantiene el 10 de cada mes.

En tanto la AFIP también extendió el plazo para la recategorización cuatrimestral de los Monotributistas que a partir de ahora vencerá el 20 de mayo, el 20 de setiembre y el 20 de enero.

La extensión del plazo de pago, que será publicada hoy en el Boletín Oficial, se tomó porque la AFIP detectó que menos del 50% de los Monotributistas pagaban antes del día 7 y otro 30% lo hacia fuera de término, aunque dentro del mes. Así surge que el sistema tiene una morosidad del orden del 20%.

En gran parte eso pasaba porque, según la AFIP, el vencimiento en los primeros días del mes se superpone con los otros compromisos de pago que tienen los Monotributistas con otros impuestos y, sobre todo, con los vinculados a la vida privada, como el pago del alquiler, las expensas, los servicios, cuotas de educación o salud y eso los llevaba a pagar después del día 7. Además, la situación de esos Monotributistas se complicaba porque debían afrontar intereses por mora, por el pago fuera de término, lo que acrecentaba los niveles de incumplimiento.

Con la extensión del vencimiento al 20 de cada mes, la AFIP estima que se facilitará el pago en término de la cuota mensual, "donde el nivel de cumplimiento sería cercano al 80%".

El Monotributo es un Régimen Simplificado que permite pagar en un importe fijo la cuota impositiva (IVA, Ganancias), de salud y de jubilación. Los que al mismo tiempo se desempeñan en relación de dependencia, solo abonan la cuota impositiva ya que ya aportan jubilación y salud como trabajadores dependientes.

El contribuyente inscripto como Monotributista debe recategorizarse cuando los parámetros -como el nivel de facturación o energía consumida- superen o sean inferiores a los límites de la categoría declarada. Si exceden el tope de la categoría máxima (de $ 200.000 o $ 300.000 anuales, según las actividades) deben pasar al Régimen General.